Home > Críticas > Nacional > Estirpe – Buenos días voluntad

Estirpe – Buenos días voluntad

Estirpe

Sexto trabajo de los cordobeses Estirpe, grabado, mezclado y producido por M.Ángel Mart en Córdoba (Mart Estudios) y masterizado por Andy Vandette en Mastedisk (New York). Reconozco que aunque había escuchado sólo algunas canciones sueltas de sus anteriores trabajos, nunca antes me había parado a prestarles la más mínima atención. Hasta que a través del maravilloso mundo myspace, escuché algunos temas de su nuevo disco y ya cuando me lo hicieron llegar (muy majos ellos) quedé muy gratamente sorprendido.

Los veía como una banda de rock más, del rock de toda la vida, pero con ‘Buenos día voluntad’, han conseguido sorprenderme y han facturado un disco redondo en música y letras, heterogéneo e innovador, ‘Buenos días voluntad’ seguirá sonando actual con el paso de los años. Por momentos sonidos flamencos de la tierra combinados con otros más hard rock, todo ello embellecido con violines y piano. Rock en estado puro aderezado con sonidos sintéticos presentes en todos los temas y un sonido limpio e impecable hacen que sea con todos los honores nuestro disco nacional del mes de noviembre.

El primer gran tema que nos encontramos es el single Te seguiré, un pedazo tema de puro rock adornado con una base rítmica que le da gran profundidad sonora y un estribillo rompedor muy potente. Seguimos nuestro recorrido con Entender la eternidad un medio tiempo tirando a balada con unos preciosos arreglos de piano. Nos adentramos suavemente en la melódica En diciembre, donde nos dejan casi seis minutos de relax antes de embarcarnos En otro mundo, todo un hit rock que será un clásico de la banda y digna de disfrutar en sus conciertos con continuos cambios de ritmos que desembocan en otro estribillo con punteos y guitarras eléctricas que la convierten en puro rock and roll. Con Oceanos de desierto combinan las partes que más suelen abundar en el disco por un lado comienzo suave con varias mezclas rítmicas para desembocar en un estribillo hard rock., aunque la mejor parte del tema no es el estribillo, sino el último minuto.

Otro tema a destacar es la intrépida Me equivoqué, pura adrenalina, de estribillo más popero y muy pegadiza. Muy interesante es la balada El último pétalo con los violines y las guitarras acústicas y la voz de M. Angel en plan estelar. Y no menos espectacular y sorprendente es el cierre del disco con Encender otro angel y Seguir en pie. Para todos los oídos y para todas las edades. ¡Gran disco!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.