Home > Live > Crónica Festival de les Arts 2016 – Sábado

Crónica Festival de les Arts 2016 – Sábado

Neuman

Nuestra segunda jornada comenzó con Arizona Baby en el escenario coolway, antes habían pasado por él los valencianos Tardor. El trio vallisoletano descargó una buena dosis de rock con un Javier Vielva muy cercano al público recordando y pidiendo el apoyo a las bandas también en las salas. El enérgico country de raices sureñas del tridente se expandió por el recinto cuando el sol empezaba a dar un respiro.

Arizona Baby

Hora de refrescar el galillo mientras poníamos rumbo al escenario principal donde aparecen en escena Miss Caffeina. Los madrileños se encuentran defendiendo en directo su reciente tercer disco de estudio ‘Detroit’, un disco de corte donde los sintetizadores cobran un nuevo protagonismo en la carrera de la banda. Un directo solvente en la que se pudo escuchar un pequeño repaso a sus trabajos anteriores, sonaron temas como Lobos, Modo avión, Mi rutina preferida o Hielo T para cerrar con Mira como vuelo junto a Zahara en el escenario

Miss Caffeina

Tras el solvente directo de Miss Caffeina volvemos al escenario Coolway donde hay ya un buen número de seguidores cantando al ritmo de Full. Los sevillanos con la ‘Tercera Guerra Mundial’ como bandera siguen sumando fieles y subiendo escalones en esto del indie nacional. Canciones pegadizas con letras fácilmente recordables que hace que sus conciertos sean un karaoke para el disfrute del personal. Tienen todos los ingredientes para seguir subiendo y es que con temazos como  AlabamaAullando, Privée, Atraco o Quienes somos realmente es fácil que sigan escalando y congregando cada vez a más gente como hicieron en su día Izal. Los madrileños eran los cabezas de cartel de la jornada del sábado y no defraudaron en absoluto ofreciendo un concierto a la altura de lo que se les espera. Desde los primeros acordes con Copacabana hasta el éxtasis final con fuegos de artificiales incluidos la marea coreó, cantó y disfrutó todas y cada una de las letras que salían de la garganta de Mikel. Cayeron uno tras otro todos los temas esperados por la muchachada como La mujer de verde, Pánico Práctico, Agujeros de gusano, Qué bien y El baile. Todos saciados.

Coincidiendo con Izal se presentaban en el escenario Kaiku los catalanes Dulce Pájara de Juventud, y no podíamos perdernos la oportunidad de ver en directo una banda que personalmente le tenía muchas ganas, no en vano, su grandísimo Feel fue sintonía de mi móvil durante algunos años. Como comentamos en la jornada del viernes, la lejanía con respecto al público del escenario sobre el agua fue una barrera que impidió disfrutar como es debido de un concierto, así que sentados, no quedaba otra que disfrutar del momento de la noche.

Volvemos al recinto mientras Izal seguían a lo suyo y L.A. se subían al escenario Coolway con un gran recibimiento de público en las primeras filas, la gran mayoría del público seguidor de la banda de Luis Alberto no se mete en el jaleo de Izal.

Eso sí el fin de Izal se hizo evidente con los fuegos artificiales y la estampida del público hacia las barras, aseos, puestos de comida y terminar de reventar la zona del segundo escenario.

Si algo no les falta a L.A. son tablas sobre el escenario, capaces de defender una propuesta sobria y elegante a veces falta se echa en falta un poco la chispa que haga mantener la atención durante todo el conciertos. Nadie puede poner en duda la calidad y puesta en escena de las canciones de L.A. siempre es un placer escuchar Oh Why, In the Meadow, Hans, Dualize o In America, pero con las que un servidor disfruta más en todo su esplendor en espacios cerrados.

El duo británico de synthpop Hurts ofreció el concierto más elegante del festival, Theo Hutchcraft se metió al público en el bolsillo desde el primer segundo. La puesta en escena consistió en una estructura en forma de 4 cubos abiertos donde se encontraban el baterista, guitarra, las dos coristas y el bajista, al frente Theo (voz) y Adam (sintetizador, guitarra). Nothing Will Be Bigger Than Us, Surrender  o Wings sonaron exquisitas con un público totalmente entregado.

The Hurts

Nuestros paisanos Second tienen lo que público de festivales reclama, estribillos pegadidos con los que poder corear cada uno de sus hits.  Nunca defraudan y esta vez no iba a ser diferente. Sobresalientes.

The Drums, en el escenario principal, me dejaron una sensación agridulce. Un concierto perfecto para escuchar tranquilamente sentado. El tema que mejor entró entre los presentes, al ver su reacción, como no podía ser de otra manera, fue su himno Money .

Con The Drums pusimos nuestro punto y final al festival de Les Arts con un gran sabor durante el fin de semana. Anotado en nuestra agenda para la próxima edición.

You may also like
Akubierto 2017
Akubierto 2017 anuncia sus horarios
Crónica The Amsterdammers en Madrid
V Aquelarre Metalrock fest
V Aquelarre Metalrock Fest
Viña Rock 2018
Primeras confirmaciones Viña Rock 2018

Deja un comentario