Home > Live > Crónica Bilbao BBK Live 2015

Crónica Bilbao BBK Live 2015

Crónica Bilbao BBK Live 2015 – Del 9 al 11 de agosto

Autobuses lanzadera que te dejan a unos quince minutos caminando, subiendo por la colina hasta llegar al Monte Cobetas. Un último tramo que recordaba a la llegada a meta de una maratón, lado a lado una siembra de grupos que charlaban, se relacionaban, tomaban un refrigerio y se preparaban para acceder al recinto un rato después.

Al entrar, sorprendió que no hubiese demasiado alboroto de gente. Había colas suficientes para ir atendiendo y la cola era prácticamente inexistente poniendo las pulseritas. De ahí al primer acceso del recinto se avanzaba sin problemas y ya estabas dentro. Una vez en el interior, a la derecha se encontraba el escenario-bus de Red Bull, zona de comida y barra. A la izquierda actividades varias como karaoke y un sinfín de gente desgalillándose al ritmo de Mi Gran Noche, conocida por Raphael. Avanzando un pasillo hacia adelante, se abría una explanada inmensa que dejaba el escenario principal a la izquierda, el escenario secundario Heineken a la derecha, al fondo subía una colina con una barra que situaba al público en una especie de grada natural y un poco más al fondo el escenario cubierto Carpa junto a otra zona de comida.

En general, un buen reparto de recursos y zonas que impiden aburrirse con tantas opciones musicales y de ocio. Merchandising gratuito de varias marcas, pulseritas que parpadean con el movimiento, sombreros por doquier, gafas de sol… todo lo necesario para aumentar el arcoíris de color que iba en suma de los múltiples asistentes disfrazados.

Si hablamos del cartel, se ha salvado por unos cabezas de cartel muy reconocidos y esperados, así como por otras tantas bandas que han sido muy bien recibidas por los asistentes. Pero teniendo en cuenta la trayectoria de este festival y la costumbre que tiene de ofrecer un cartel colapsado de grandes nombres, igual se ha echado un tanto en falta que hubiesen más nombres de gran envergadura.

Es complicado hacer un resumen y haber visto todos y cada uno de los conciertos al completo, pero grosso modo haré un repaso por los que tuve ocasión de disfrutar.

Como conciertos destacables por la gran mayoría Mumford & Sons y Muse se llevan el premio a lo más admirado. Los primeros, lucieron tantos instrumentos en un primer día del festival que parecía increíble ver a Marcus Mumford tocar la batería como si fuese su único instrumento. Sonidos de violín, vientos, contrabajo,… Los segundos se salieron durante la hora y media que duró su espectáculo. Nada de fuegos artificiales ni otros decoros más que unos globos gigantes y confeti por los aires durante la canción de Merci. El resto fue simple: vestuario negro, pocas pausas, punteos de escándalo y una sinergia musical que hizo botar al público desde el minuto uno.

Por otro lado, bandas como The Jesus and Mary Chain que se centraron en su álbum Psychocandy hicieron una actuación algo así como correcta, no destacó especialmente del resto. Sonidos distorsionados y algunas otras canciones más melódicas. Ben Harper and The Innocent Criminals hicieron un gran despliegue musical sobre el escenario y la masa vibró con ellos y su versatilidad musical y sonora, fue un concierto bueno, aunque el viento estaba un tanto revoltoso en el Monte Cobetas a esas horas.

Bandas como Counting Crows, Capital Cities, James Bay, Alt+J, The Ting Tings,… llenaron el escenario secundario Heineken cuyo sonido no era especialmente bueno si estabas al fondo de la pista, pero en cambio llegaba algo más de sonido a la colina sobre la que se encontraba la barra más alejada del recinto. En general, fueron actuaciones bastante exitosas y repletas de público.

Más minoritarias en público, pero no menos importantes, eran las actuaciones del escenario Red Bull Tour Bus por donde pasaron bandas más nacionales como Nueva Vulcano, Neuman, I Am Dive, John Grvy, Grises

La Carpa Stage también vibró por todo lo alto con actuaciones como Dover, Arizona Baby o Zea Mays en el que sólo se veían manos levantadas y cabezas saltando y botando a la misma vez.

Después, sesiones de Dj’s con Chromeo Dj Set, Buffetlibre, Elyella Djs,… entre tantos otros, que hicieron aguantar a los más activos de cada jornada.

Como punto fuerte del festival, debo reconocer que agradezco que los conciertos no fuesen demasiado solapados ya que eso permite disfrutar múltiples actuaciones. Igualmente positiva fue la retransmisión en directo desde las pantallas del escenario principal del concierto que había en el escenario Heineken mientras no hubiese actuación en el principal, de modo que la gente que esperaba para no perder el sitio, no se perdiese 100% el concierto del otro escenario.

Otro punto fuerte era el pago en efectivo. Últimamente son muchos los festivales en los que hay que canjear dinero por fichas o tickets y a veces eso conlleva hacer varias colas. El poder hacerlo todo de una sola vez y no tener que tener que calcular el número de fichas o tickets que debes comprar para no tener que perder dinero al final del evento es sin duda un adelanto.

Pero todo no es positivo, es verdad que las colas en los baños o algunos sitios de comida eran demasiado pesadas y a veces insoportables. Tampoco destacaba una buena sonoridad en el escenario Heineken en el que apenas llegaba el sonido a la zona más alejada y, teniendo en cuenta que los grupos que tocaron allí movían mucha masa humana, tampoco daba mucha opción de ver el concierto dignamente si llegabas cuando ya estaba empezado. Tampoco era buena la visibilidad de sus pantallas y la ubicación era demasiado “callejón”.

Como punto conclusivo del festival, comentar que dados los antecedentes de este festival y los carteles a los que nos tiene habituados, el público esperaba algún otro cabeza de cartel importante además de Muse, Mumford and Sons,… también fueron varias las críticas al cartel de viernes en cuanto a que era el día más light teniendo en cuenta que además, el festival celebraba su décimo aniversario. Pero a rasgos generales fue un buen fin de semana que dio cavidad a 120.000 personas repartidas a lo largo de sus tres días, con muchas opciones musicales y de ocio

You may also like
Festival Les Arts 2017
Festival de Les Arts 2017: Cartel por días
Horarios En Órbita 2017
Horarios En Órbita 2017
WAM
Cartel por días para el WAM. Entradas de día a la venta
WAM
Editors y The Magician cierran la primera edición del festival WAM

Deja un comentario