Home > Críticas > Nacional > Niño y Pistola – There’s a Man With a Gun Over There

Niño y Pistola – There’s a Man With a Gun Over There

En una escena de Casablanca alguien preguntaba a Humphrey Bogart de dónde era, a lo que Bogey respondía lacónicamente “soy borracho”. Si alguien hiciera esa misma pregunta a Niño y Pistola estos podrían decir con orgullo “somos músicos”. Y qué músicos. Guiándonos sólo por las fotos de promoción y por su música, sobre todo la música, podríamos pensar que Niño y Pistola son de Wyoming o de Lousiana o vete tú a saber qué oscuro rincón de los EEUU, aunque en realidad sean gallegos. Y entiéndase esto, como un elogio a una banda que derrocha calidad en cada nota, capaz de hacer música igual o mejor que cualquier banda americana, y que con ‘There’s a Man With a Gun Over There’, su cuarto disco hasta la fecha, vuelve a dar un salto cualitativo en su carrera. There’s a Man…. es un álbum conceptual, una ópera rock en el sentido más amplio de la expresión, que cuenta la historia de un trabajador de la América rural que un día decide matar a su jefe. Años después, tras salir de la cárcel, volverá a su antigua casa para reencontrarse con su niñez, abandonada en una caja de latón. La voz de Manuel Portolés -guitarra, compositor y líder del grupo- quebradiza y austera, rabiosa por momentos, actúa de hilo conductor a través de los 10 temas del disco, divididos en dos suites y una coda. Niño y Pistola no esconden su amor por el folk de los 60 –Deep In The Fall y I Used To Drive a Truck nos introducen con su suavidad en la historia de Tom-, por Bod Dylan y los Beatles, pero también hay espacio para el rock sureño en la mejor tradición Lynyrd Skynyrd -escucha Fifty Dollars In My Hand y la fantástica And Then Started To Rain, un estribillo matador-. Pero hay más. By The Grace of God tiene la rabia de unos salvajes Led Zeppelin y una progresión de riffs que dejarían boquiabierto al mismísimo Richie Blackmore. Back in The Years nos mete de cabeza en terreno country, con el sonido tan característico del pedal steel, al igual que Indian Song (Everything’s Burned), mientras que We’ve Had Enough, con su mensaje de denuncia frente a la corrupción de la clase política, y sus ecos a Pink Floyd, actúa como magnífico broche final a un disco que ningún amante de la buena música debería perderse. Hay que destacar el trabajo del resto de la banda -Álvaro Álvarez, Enrique Esmerode, Ramón Martín y Arcadio Nóvoa- junto con la cuidada presentación del disco, basada en el conjunto de tapices The Unicorn in Captivity. ¿El secreto mejor guardado del panorama musical español? Por poco tiempo

You may also like
Emdiv Music Festival 2017
Todo listo para Emdiv Music Festival 2017
Arctic Monkeys Music Pill
Arctic Monkeys Music Pill hoy en Siroco
Clara Plath
Ya disponible Yes, I’m Special, el nuevo disco de Clara Plath
Viva Suecia
Hemos ganado tiempo, nuevo avance de Viva Suecia

Deja un comentario