Home > Críticas > Nacional > Igloo – El conjunto vacío

Igloo – El conjunto vacío

Hace millones de años, y según la teoría Darwin, las especies de una forma natural han ido evolucionando, buscando la perfección y la perpetuación de la especie. De esa forma tan natural y siguiendo a raja tabla la citada teoría nos encontramos con los gallegos Igloo. Superando distintas dificultades y cambios en la formación, agarrándose a la búsqueda de la calidad y el buen trabajo, nos encontramos ya con el cuarto trabajo de los pequeños esquimales. La evolución de este grupo en cada disco ha sido tan natural que parece que los cambios no existen, pero una de las cualidades de Beni y cía es que en cada uno de ellos solo han sabido quedarse con lo mejor de cada uno, aportando ese pequeño retoque buscando la excelencia que opino que en este último disco están rozando.

Con este trabajo ya han cruzado el famoso límite de eterna promesa, superando el síndrome de Guti, y jugando en la primera división del indie patrio sin ningún tipo de complejo.

Y lo hacen de la forma más simple, que no por ello es la más fácil. Una semi autoproducción junto a Adolfo Langa, y grabado en su Galicia natal, con masterización en los estudios Sputnik de Sevilla, que libera barreras y tratan con mimo cada uno de los temas. Logra un sonido más Igloo que nunca. La voz de Beni se transforma y se vuelve irreconocible en alguno de los temas, generando diversidad y subiendo un nivel a todo lo escuchado previamente en sus otros discos, sorprendiendo con diferentes registros de voz que hasta ahora se desconocían. La anteriormente mencionada evolución se hace eco justo en el primer tema que abre el disco La máquina de hacer relámpagos, con un sonido que recuerda mucho a sus comienzos pero que según avanza se va reconvirtiendo sin perder nunca su identidad. Tampoco se cortan a la hora de introducir tintes electrónicos, siempre en su justa medida, así como cuidados arreglos de viento, como por ejemplo en Canciones para el fin del mundo que rompen el silencio final inmediatamente con un distorsionado bajo en el contundente EX. Elegantes e inteligentes letras que también se agradecen en un adulto sonido que acompaña a sus fans de siempre, recogiendo por el camino a otros nuevos que seguro disfrutaran con el disco.

Han presentado el disco con su primer single Han Solo, un gran hit con una base rítmica más que pegadiza, que por cierto también han auto gestionado su videoclip, el cual está teniendo una gran aceptación. Este tema es más que digna presentación del disco, donde también encontramos otros pelotazos como Halloween vs. Samain, Sinatra, Mi gran evasión y la imprescindible y futurible single Todo, rozando sensibilidades en Todos los días amanece y HADA, con el que finalizan el disco, dejando una sensación de tener que volver a escuchar de nuevo el mismo.

El mimo con el que se ha creado el disco queda plasmado en todos los detalles, incluso en el diseño del mismo. Existe un vídeo con instrucciones para su montaje en Youtube. Un aliciente más para comprártelo y tenerlo como lo que es, una pequeña joya pulida con mucho cariño. Una joya dividida en dos partes, durante el 2014 tendremos su segunda entrega. Seguiremos informando.

You may also like
Emdiv Music Festival 2017
Todo listo para Emdiv Music Festival 2017
Arctic Monkeys Music Pill
Arctic Monkeys Music Pill hoy en Siroco
Clara Plath
Ya disponible Yes, I’m Special, el nuevo disco de Clara Plath
Viva Suecia
Hemos ganado tiempo, nuevo avance de Viva Suecia

Deja un comentario