Home > Críticas > Nacional > Amor de Tokyo – Escorpiones

Amor de Tokyo – Escorpiones

Disco del mes. Disco del año más bien diría yo. Un disco 10, superando claramente cualquier trabajo publicado en la actualidad. Un álbum trabajado con mimo. Cocinado como un buen guiso. Despacio. A fuego lento. Incluyendo cada uno de sus ingredientes en su momento justo y aplicando el secreto mejor guardado del chef en su justa medida. En términos culinarios: Amor de Tokyo ganaría la estrella Michelin.

Lejos queda ya aquel 2008 cuando Roberto Urtzaiz encendió la llama de la cocina de este personal proyecto. Poco a poco, y para desesperación para todos aquellos que estábamos deseosos de probar bocado, esas canciones fueron adquiriendo matices que han ayudado a la evolución de las mismas, hasta llegar a lo que hoy podemos disfrutar. Todos aquellos que ya soñábamos con que tuviesen una digna continuación los temas Singular, Herida Abierta, Protección, Volver y Táctica y Estrategia, nos quedamos con la boca abierta con Vendrá tu boca, Irrompible, Entre los dedos, Incendiar Sálvame y el tema que da título al disco Escorpiones. Auténticos ases en la manga escondidos para crear este pelotazo musical.

Debo admitir que la sombra de la duda llegó a planear sobre mi cabeza al ver que pasaba el tiempo y nunca llegaba el disco. Ánimos y desánimos de su autor hacían presagiar lo peor. Pero la naturaleza es sabia y ha querido que su creación llegue. Auténticos privilegiados nos sentimos todos aquellos que podemos degustar tal plasmación artística. Consigue con su ópera prima su propio sonido. Un sonido que no busca en ningún saco, pero que es fácilmente reconocible por el alto grado de sensibilidad y el buen gusto plasmado en cada una de las canciones.

La principal sensación que te queda una vez has digerido el disco y comienzas su digestión reflexóloga es que de nuevo se ha vuelto a convertir el desamor en arte. No tenía esa sensación desde el memorable ‘1999’ de Love of Lesbian, y en una época en el que las rupturas sentimentales están tan de moda (Supersubmarina, Lori Meyers..), Amor de Tokyo pone el listón muy (pero que muy) alto.

Un disco al que no le sobra ninguna canción. Donde se da el lujo de prescindir de otras grandes canciones que ya publicó anteriormente y que eran autenticas obras de arte (Como se vive igual). Donde la evolución de las publicadas es perfecta. Canciones que pasarían a la historia de la música independiente de este país si tuvieran el respaldo discográfico necesario. Un disco que sacaría los colores a más de un grupo que se tiene que apoyar en un productor de prestigio que les ayude a sacar las castañas del fuego, ya que no hay que olvidar que todo lo que aquí fluye es auto producido, “auto instrumentalizado”, llevando a su máxima expresión el “Yo me lo guiso yo me lo como”.

Reto a cualquier persona a que escuche este disco a que si no siente nada especial al escucharlo me tache de sordo o falto de gusto musical. Si adquieres este disco ten en cuenta que has conseguido una autentica joya. Acabarás dándome las gracias por recomendarte este trabajo.

Y lo que más vértigo da es que ahora amenaza con sacar otro disco con el material nuevo que tiene. Buena noticia, si no nos tortura con otra espera de más de 5 años.

You may also like
Emdiv Music Festival 2017
Todo listo para Emdiv Music Festival 2017
Arctic Monkeys Music Pill
Arctic Monkeys Music Pill hoy en Siroco
Clara Plath
Ya disponible Yes, I’m Special, el nuevo disco de Clara Plath
Viva Suecia
Hemos ganado tiempo, nuevo avance de Viva Suecia

Deja un comentario