Home > Críticas > Florence and the Machine – How Big, How Blue, How Beautiful

Florence and the Machine – How Big, How Blue, How Beautiful

Los gorgoritos de Florence Welch ya no pasan desapercibidos en el fondo del cartel del festival veraniego del momento. Ahora miran desde arriba a todas las demás bandas en plazas como Glastonbury (suerte para ellos el percance de Grohl) o el FIB.

Lejos quedan los ecos de su enorme debut, ‘Lungs’, era 2009, y los británicos no dudaron en proclamarlo mejor album del año. Dog Days are over y la vigorosa versión de You’ve got the love, ponían en el mapa a los ingleses.

‘Ceremonials’ fue el examen que tuvieron que pasar para el segundo disco, ninguna canción de relleno, y la confirmación de que la apuesta por el arpa queda de cine en las composiciones de la banda.

Este 2015 tocaba año Florence and the Machine. ‘How Big, How Blue, How Beautiful’ ( Island Records), producido por Markus Dravs, venía precedido por ese verdadero torbellino, que es Ship to Wreck, donde la cantante pone la garganta a un abismo de vicio y alcohol (¿autobiográfica?), un corte donde la voz de Florence se pone ahí donde tu y yo no llegábamos cuando nos daba la tiza el profe de gimnasia.

Puede ser que la banda británica peque en este disco de gastar los cartuchos con rapidez, porque a continuación llega la monumental What Kind of Man, seguramente su mejor canción hasta la fecha, lo que hace que el tema que viene a continuación, y que da titulo a su tercer largo, parezca un tema menor.

Lejos ya del tono lírico que sugerían las arpas de sus dos primeros álbumes, la Welch más pop redunda en espirales de autodestrucción, relaciones tormentosas y los claroscuros de la fama (Delilah) Los descollantes arreglos de viento de Queen Of Peace, el himno etéreo St jude, la luminosa Hiding, la opresiva (por bella) Various Storms & Saints o la fuerza de Make Up Your Mind son algunos de los momentos destacados del disco de un combo en estado de gracia, con una Florence ya en el podio de mejores voces del momento, detonando estadios a su paso.

You may also like
Tom Petty & The Heartbreakers
Adiós Tom Petty. Learning to fly
New Pull
Crítica New Pull – We are New Pull
The Black Box Revelation
Crónica concierto The Black Box Revelation en De Roma, Amberes
The Coral
The Coral – Distance Inbetween

Deja un comentario